Faithlife Corporation

Horario de oficina a

Lunes a Sábado
6 – 18 PDT
Hora actual: 05:08 p. m.
Un sermón misionero
Ojear libro
Esta imagen es solo una ilustración. El producto es descargable.

Un sermón misionero

por

Editorial Tesoro Bíblico 2016

Se ejecuta en Windows, Mac y dispositivos móviles.
$12.99

Reseña

En las páginas de Un sermón misionero encontrarás uno de los llamados más conmovedores a la obra misionera. Las palabras expresadas por el pastor Archibald Alexander han trascendido épocas y culturas como una invitación franca, apasionada y bíblica a servir al Señor en la propagación del evangelio de Jesucristo. Una lectura obligada para todo creyente, en particular para aquellos que tienen la fuerte inquietud de compartir la Palabra del Señor con las personas que aún no conocen a Cristo. Es un texto ideal para grupos de estudio, clases de preparación misionera y sermones temáticos en el contexto congregacional.

Puedes acceder al libro mediante nuestro lector para computadora o a través de la aplicación Biblia! App en tu dispositivo móvil. Descarga gratis el lector para computadora o la aplicación para dispositivos.

Características

  • Apasionante llamado instando al servicio y la extensión del evangelio en todo el mundo
  • Ilustraciones prácticas tomadas de circunstancias históricas concretas
  • Referencias bíblicas con aplicaciones que trascienden tiempos y circunstancias

Detalles del producto

  • Título: Un sermón misionero
  • Autor: Archibald Alexander
  • Editorial: Editorial Tesoro Bíblico
  • Fecha de publicación: 2016

Acerca del autor

Archibald Alexander (1772–1851) nació en Rockbridge County, Virginia (EE. UU.). Cursó sus estudios cerca de Liberty Hall y recibió formación académica durante dos años bajo la tutela de William Graham. A los 25 años de edad fue elegido presidente de Hampden Sydney College en Virginia. Al poco tiempo se trasladó a Filadelfia para servir como pastor de la Tercera Iglesia Presbiteriana. Cuando el Seminario Teológico de Princeton abrió sus puertas en 1812, Archibald Alexander se convirtió en su primer profesor de teología, cargo que desempeñó hasta 1840. Entre sus estudiantes se encontraba Charles Hodge, quien más tarde llamaría a su hijo A. A. Hodge en honor a su mentor.

Más detalles sobre este recurso